¿Cómo fomentar la educación en Inteligencia Artificial?

El mundo hacia el que nos movemos supone un reto tremendo. Como toda Revolución Industrial, supone y va a suponer cambios en la forma de entender los empleos y, aquí, es donde la educación juega un papel fundamental

Es fascinante como todos los sectores de la sociedad avanzan a una velocidad pasmosa. Todos, excepto uno: la educación.

Si miramos hacia atrás y hacemos una revisión del modelo educativo vemos que sigue funcionando del mismo modo que lo hacía en el momento de su creación, allá por el siglo XVIII, concebido como una cadena de montaje (propio de la Revolución Industrial) donde se necesitaba mano de obra que realizase tareas repetitivas:

Comenzabas con la gente de tu generación e ibas pasando por distintas fases, siempre y cuando superases las pruebas de calidad (exámenes). De lo contrario, te mantendrías hasta superarlas y, si tras un tiempo no eras capaz de pasar dichas evaluaciones, tenías que abandonar el proceso. Se prioriza la memorización, la cual en ciertos aspectos es necesaria pero, ¿dónde está el límite? Ken Robinson, en una de las TED Talks más vistas de la historia, se planteaba si la educación actual mataba la creatividad.

Quizá debamos ir más allá: probablemente la educación actual no solo mate la creatividad, sino que esté terminando con algunas cualidades que serán fundamentales en el futuro laboral. Todavía estamos a tiempo de remediarlo.

El mundo hacia el que nos movemos supone un reto tremendo. Como toda Revolución Industrial, supone y va a suponer cambios en la forma de entender los empleos y nuevas oportunidades de negocio que son y serán complicadas de predecir. La diferencia entre esta última Revolución y el resto es a la velocidad a la que van a suceder los cambios.

Habilidades como la inteligencia emocional, inteligencia social, la creatividad o el desarrollo personal y el autoconocimiento son algunas de las habilidades que se comienzan a enseñar en las escuelas y que deberían tener, todavía si cabe, una mayor presencia. El pensamiento crítico es fundamental para entender qué sucede en el mundo, para diferenciar entre hecho reales y lo conocido como fake news. Quizá esa sea la base sobre la que asentar los conocimientos del nuevo mundo.

Tras ellos, se debería comenzar a introducir temas específicos sobre filosofía, inteligencia artificial, tecnologías exponenciales o programación. Nadie pide formar a expertos en los colegios, pero sí, quizá, algunas nociones básicas para entender el mundo que nos rodea.

Si hablamos de vanguardia en educación no podemos dejarnos fuera a países como Finlandia. Según estudios del gobierno finlandés, se deberán crear facilidades para reeducar a 1 millón de trabajadores debido al crecimiento de la inteligencia artificial y la automatización. Esto supone cerca del 40% del total de los trabajadores del país. Para hacernos una idea, en España ese mismo porcentaje supondrían 7 millones de empleos, que requerirán de un plan medido y bien formado para no dejar a nadie fuera de la sociedad.

Por ejemplo, una de las medidas propuesta por el gobierno finlandés han sido la subvención en las universidades de cursos cortos, en torno a un par o tres meses, relacionados con Inteligencia Artificial, robótica, economía digital… además de la creación de centros de desarrollo e IA en cada una de las ciudades que permitan el intercambio de conocimiento. Cuanto más abierto sea el conocimiento, menor gente dejaremos por el camino y mayor será el beneficio y desarrollo social en el mundo.  

Imagen: https://rb.gy/igwxpx