Probablemente hayas oído hablar en los últimos meses de palabras como Machine Learning o Inteligencia Artificial pero, ¿sabes realmente qué conlleva cada una de ellas?. ¿Y sabes cuáles son las diferencias?

Probablemente hayas oído hablar en los últimos meses de palabras como Machine Learning o Inteligencia Artificial pero, ¿sabes realmente qué conlleva cada una de ellas?. ¿Y sabes cuáles son las diferencias? En este breve artículo te lo explicamos brevemente.  

El aprendizaje automático, llamado machine learning por su nombre en inglés, fue una rama de la computación que surgió con la intención de simular las capacidades de un humano para aprender. En este caso, los ordenadores debían aprender sin ser programados, encontrando patrones de los datos que les pasábamos. En el día de hoy, el machine learning ayuda a resolver problemas que, sin llegar a procesos cognitivos muy complejos, pero que permiten resolver problemas de negocio que, sin estas herramientas no seríamos capaces de tratar. 

Por su parte, la inteligencia artificial como se entiende hoy en día, va un paso más allá. Es la habilidad que tienen los ordenadores para hacer actividades que, hasta el momento, requerían de inteligencia humana. Dicho de una forma más técnica, la inteligencia artificial, o por sus siglas IA, es la capacidad de las máquinas para, mediante algoritmos, aprender el conocimiento de los datos y utilizarlo para resolver problemas y tomar decisiones como lo haría un humano. Es decir, intenta replicar las habilidades cognitivas más avanzadas del ser humano como son la visión, el habla o la escucha. 

A día de hoy, la inteligencia artificial es capaz de resolver tareas muy diversas, que van desde visión por ordenador a traducción de textos, pasando por otras muchas tareas que te iremos contando en deepsense y que pueden implementarse en tu negocio para mejorar tus procesos y tu rentabilidad.  

Imagen extraída de: https://rb.gy/htuxra